Archivo | Despedida RSS feed for this section

Vuelo Arribado en NZ

4 Sep

Hasta que pisamos territorio Neozelandés…después de más de 12 horas de vuelo, al fin llegamos a destino sanos y salvos.  Para el viaje te recomiendo llevar una almohada cervical y no haber comido nada pesado durante el día, el trayecto es largo y necesitarás dormir para adaptarte mejor al cambio de horario de 17 horas aproximadamente que tenemos de diferencia con Chile. Lo mejor es sacar un pasaje con hora de salida lo más tarde posible, el de nosotros, por ejemplo, partía a las 22:50 hrs., lo que nos permitió terminar durante el día todas las labores de empaque con mucha tranquilidad, además de poder compartir el almuerzo y hora del té con la familia. Si tus amigos y familiares te quieren ir a despedir, el horario nocturno también es más cómodo porque les permite a todos ir al aeropuerto después de sus labores y así evitar pedir permiso en los respectivos lugares de actividades (trabajo, colegio, universidad, etc.).

Una vez arribado el vuelo, nos tendríamos que enfrentar a la parte, según yo, más difícil del viaje: la autorización de entrada a NZ por parte de Policia Internacional. Con mi novio veníamos absolutamente preparados; en una cartuchera llevabamos nuestros pasaportes, nuestras cédulas de identidad, nuestras visas working holiday, nuestras pólizas de seguro de viaje y nuestras cartolas del banco (sacadas el mismo día del viaje) que acreditaban el monto requerido para poder ingresar a NZ ($1.600.000).

Pasamos los dos juntos a la misma cabina, obviamente nos hablaron de inmediato en inglés, frente a lo cual, entre el nervio y la ansiedad, no entendimos nada y sólo atinamos a pasar los pasaportes y responder “yes, yes”. La funcionaria de Policia Internacional nos indico que nos pusiéramos para que la cámara nos captara los rostros, nos timbró los pasaportes y nos regaló una sonrisa acompañada de un aliviador “Welcome to New Zeland”. ¿Eso era todo? ¿Y todo lo que sufrí por juntar el monto de dinero, sacar el seguro de viaje no sirvió de nada? Pues efectivamente no, ya que ni siquiera nos lo pidieron, sin embargo, si lo volviera a hacer, no me arriesgaría a venir sin todos los requisitos ok, ya que, de todas maneras, te los pueden pedir y si no los tienes, te devuelven a Chile con viento fresco.

Si viajaste de noche, llegarás de madrugada a Auckland, por lo que te recomiendo de todas maneras hacer hora hasta que amanezca. Mientras tanto, puedes ir a un módulo de Samsung que hay al lado de Mc Donalds donde hay tres computadores con internet que puedes usar gratuitamente. Eso te servirá para avisar a Chile que llegaste bien.

Al frente de Samsung, hay un local de Vodafone, te recomiendo comprar ahí mismo un celular de pre pago ya que esa marca es la más usada acá. El equipo más básico me costó 49 dólares NZ, más 10 dólares NZ que pagué por un “plan” de 2.500 mensajes de texto. Ojo que en NZ se usa mayoritariamente “textos”, hablar es caro y pocas personas lo hacen.

Una vez que amanezca, tienes tres alternativas para trasladarte al lugar donde te quedarás: bus azul que va a la City (valor entre 16 a 18 dólares NZ), buses tipo van (door to door) que cuestan 40 dólares NZ por dos personas y te dejan en la dirección exacta, y taxis que son lo más caro. Nosotros tomamos un door to door llamado “Super Shittle” que nos dejó en la puerta de nuestro flat.

Eso es para llegar…en la próxima columna les contaré sobre los primeros pasos en NZ: cómo buscar pega, estudiar inglés, dónde alojar, etc.

Today is THE day

1 Sep

Y, finalmente, llegó el gran día…Today is THE day. Como siempre lo supe, la última noche antes de partir a mi nueva vida, se demoraría demasiado poco en llegar, y así fue. No es menor porque hoy será la última noche que duermo en casa, en la casa de mis padres, en MI casa. ¿Cuánto tiempo estuve soñando e imaginando cómo sería este momento? Hoy, debo reconocer, es muy distinto de como lo pensé. Me encuentro con la maleta sin hacer aún, con un checklist con varios pendientes y todavía no logro alcanzar el estado de tranquilidad que brinda la sensación de la tarea hecha. Pero no podía ser distinto, sigo siendo fiel a mi propio estilo y dejando todo para el final, como si eso, en alguna medida, retardara la melancolía y pena que me estoy evitando sentir.

Mañana parto con un rumbo fijo pero con un destino incierto, dejando atrás una gran etapa de mi vida que estuvo cargada de felicidad y amor, de abundancia y bendiciones, para comenzar a vivir una nueva vida, una nueva era. Desde mañana me hago cargo, tomo las riendas de mi vida y comienzo a construir mi propio futuro. Sé que no será fácil, que experimentaré un cambio radical el cual de seguro no estará exento de cuestionamientos internos, sin embargo, soy una convencida de que todo lo que me tocará vivir de ahora en adelante será un gran aprendizaje que me hará ser una mejor persona, más cercana a la espiritualidad y alejada de lo mundano. Nutriré mi alma.

Es por eso que me voy tranquila, feliz y rebosante de buena energía que me entregaron todas las personas cercanas a mí, las cuales se encargaron de hacer que estos últimos días en Chile sean aún más lindos que de costumbre.

Agradezco especialmente a mis padres, que con su incondicionalidad de siempre me apoyaron en todo y, en gran parte, lograron que este sueño, tan mío, se hiciera realidad, demostrando un amor infinito a través de un acto de extrema generosidad, de desprendimiento, de dejarme partir.

También, agradezco a mi compañero de vida, mi amante y amigo, quien creyó en este sueño y no dudó ni un segundo en embarcarse conmigo en esta aventura, contra todo y contra todos…pero al fin lo logramos amor, desde mañana el mundo es nuestro.

A mi familia, hermano, primas (os), tíos (as), cuñadas (os), suegros por estar, sólo por estar, y demostrarme que no hay amor más poderoso que la sangre. A mis amigas, mis hermanas elegidas, mis incondicionales…por simplemente hacerme la vida feliz y por ser mis compañeras de vida, de alma. A mi Donita bella especialmente, a mi loca linda, a mi confidente, mi lazo errado y fascinado, no sabes cuánta falta me harás.

A mis amigos de la pega, los que compartieron minuto a minuto toda la génesis de este viaje, lo vivieron como un parto  y me apoyaron siempre. Gracias por demostrarme que en el trabajo uno puede crear lazos fraternos y reales.

Para terminar, mencionar especialmente a las semillas de la nueva era, esas almas que se encarnan en dos pequeñas niñas que se robaron mi corazón y que, sin duda, será lo más difícil de sobrellevar en la distancia. Lamentablemente me perderé la mejor etapa de la Anto y la Fer, cuando empiecen a hablar y caminar. Reconozco que tengo miedo a que me olviden, a que a mi regreso me vean como una extraña, pero es un riesgo que tengo que correr por un bien mayor. Sólo el universo sabe cuánto amo a esas niñas y sólo yo entiendo el mensaje que me traían…pero también vienen en camino dos nuevas semillas, de mi primo y mi cuñada, que tampoco veré nacer, pero estoy segura que estaré unidas con ellas desde el alma y cuando llegue, recuperaremos el tiempo perdido.

Ahora sólo me queda citar un cliché:”hasta siempre”. Pero es que no puede ser otro, ya que a pesar de que mi destino desde ahora es incierto, sé que volveré a ver a cada uno de ustedes y volveremos a estrecharnos en un abrazo fraterno y volveremos a reir como siempre lo hemos hecho.

Un beso enorme a todos…hoy parto sin mirar atrás.